U16: DERROTA FINAL Y ALEGRÍA INMENSA POR EL PASAJE A BULGARIA

Los chicos argentinos volvieron a enfrentarse con República Dominicana y nuevamente sufrieron el superlativo poder de gol de Jean Montero. El perimetral de 15 años fue el eje principal del plantel dominicano y a partir de él fue que todo fluyó, algo que volvió a demostrar en este partido por el tercer puesto, a un punto tal que tomó la mitad de los lanzamientos totales del equipo (37 de 74). Sus números finales fueron destacadísimos: 49 puntos, 12 rebotes, 6 robos, 1 tapón, 1 asistencia y 45 de valoración.

Entre los más destacados de Argentina en el partido por el tercer puesto se encuentran Esteban Cáffaro (22 puntos y 12 rebotes), Lucas Sigismonti (15 puntos y 5/8 en triples) y Lucas Maglietti (14 puntos, 5 rebotes y 3 asistencias). En dominicana solamente Montero llegó al doble dígito anotador.

Está claro que fue indetenible para la defensa argentina y fue la pieza clave para que el marcador se decantara en favor de Dominicana por un ajustado 80-77. Igualmente el rendimiento del equipo de Juan Gatti fue sumamente positivo: en el primer tiempo llegaron a perder por 14 puntos, pero nunca claudicaron y a partir de esfuerzo colectivo y amor propio lograron limar poco a poco esa diferencia. Un gran inicio del último cuarto de Esteban Cáffaro, Roveres y Lucas Sigismonti (dos triples en fila) pusieron a la Argentina 67-61 arriba a falta de 6 minutos.

El cierre del partido fue palo a palo, pero el factor Jean Montero se hizo sentir con fuerza. El perimetral fue súper efectivo en ambos costados de la cancha para su equipo en ese tramo final: aportó 11 puntos, 4 robos y 1 tapón. Argentina perseveró con Sigismonti y Lucas Maglietti, pero no alcanzó para subirse al podio. Igualmente la Argentina logró la meta primaria de esta competencia, que fue la clasificación al Mundial U17 del próximo año, a disputarse en Bulgaria.

 

 

Categorías: BASQUET y EXPORTACIÓN.