FINAL DE UNA GRAN TEMPORADA PARA LA SELECCIÓN MASCULINA

El 2019 fue sin dudas un año de altas exigencias deportivas para la Selección Masculina de Marcelo Méndez, que le puso fin a una temporada que incluyó 45 partidos en 6 competencias oficiales con objetivos cumplidos y un gran rendimiento colectivo de cara a 2020. El repaso de un año intenso, a continuación.

El arranque de la temporada fue el 22 de abril con un total de 35 jugadores convocados para afrontar el total de competencias, muchas de ellas superpuestas entre sí, y con una meta clara: la clasificación a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 en el nuevo esquema propuesto por la Federación Internacional.

La presentación en sociedad del equipo y de Méndez al frente del grupo fue en San Juan, en una serie amistosa ante Chile y Portugal en la previa de la Liga de Naciones. La Selección debutó en la VNL el 31 de mayo como local en el Aconcagua Arena de Mendoza ante Portugal, para luego enfrentar a Bulgaria y cerrar ante Canadá. Fue la primera de las cinco semanas de competencia, que completaron un total de 15 partidos con un saldo de 8 triunfos y 7 derrotas.

Victorias resonantes ante Bulgaria, Francia, Italia y Serbia, sumadas a grandes actuaciones que finalizaron en caídas ajustadas ante el campeón del mundo Polonia, el campeón olímpico Brasil y Rusia, que terminaría coronándose en la Liga de Naciones, comenzaban a dar muestras de la identidad de un equipo que continuaría solidificándose durante el año.

Al tiempo que finalizaba el tercer fin de semana de la VNL, Argentina también encaraba la Copa Panamericana con un grupo de jugadores encabezado por Fabián Muraco y que se preparaba para los Juegos Panamericanos. En aquella competencia, la Selección afrontó 6 partidos y ganó 4, accediendo a la medalla de plata tras caer en la final ante Cuba.

Amistosos ante Chile mediante, esa misma Selección llegó a Lima hacia fines de julio y debutó el 31 ante los isleños dentro del Grupo A. Fueron 5 partidos y 5 festejos para la albiceleste, que se coronó de forma invicta y alcanzó el bicampeonato. De la mano de Horacio Dileo, el domingo 4 de agosto la Selección se quedó con la medalla dorada y apenas 5 días más tarde y del otro lado del mundo, el grupo comandado por Méndez iniciaría su expedición en busca de una plaza para Tokio 2020. Una meta anhelada, pero nada fácil en el nuevo esquema internacional.

La superposición de competencias obligó a una planificación exhaustiva, a desdoblar cuerpos técnicos, equipos y esfuerzos para lograr dejar a Argentina en lo más alto en cada una de esas citas. Un objetivo de ese calibre requería una logística a la altura, y aunque el primer paso estaba dado, lo mejor estaba por llegar.

El flamante preolímpico consistió de seis cuadrangulares intercontinentales que distribuyeron los primeros lugares en los Juegos para las 24 mejores selecciones del ranking. Argentina debía enfrentar a Canadá, Finlandia y China en Ningbo para quedarse con el torneo y así lo hizo, con tres victorias sólidas que le dieron la clasificación a Tokio en primera instancia. El gran objetivo de la temporada estaba cumplido y con creces.

 

La exigencia frenó por unas semanas que sirvieron al equipo para reacomodar sus piezas, volver al país y afrontar una serie amistosa ante Brasil en El Calafate pensando ya en el Campeonato Sudamericano. Fueron dos partidos en la Patagonia para luego continuar la gira en Campinas y San Pablo, con dos juegos más.

Del 10 al 14 de septiembre se disputó el quinto torneo oficial en Chile, la 33º edición del Campeonato Sudamericano, que tuvo a Argentina como protagonista en los cinco juegos, con tres victorias y una nueva medalla de plata tras caer en una final apretada ante Brasil por 3-2. A un paso de la historia, ya que la verdeamarela detenta 32 títulos en esta competencia. Sería la última parada del equipo antes de la Copa del Mundo en Japón, el torneo final del año. Once partidos en 15 días para cerrar el calendario ante los mejores equipos del mundo.

El equipo viajó a Asia para prepararse una semana antes del torneo y el 1 de octubre debutó ante Estados Unidos en Fukuoka. Una victoria notable ante el campeón defensor sería la antesala de los cinco triunfos posteriores que dejaron al equipo en la quinta posición, igualando su mejor marca histórica (1985-2015). La Selección vencería más tarde a Túnez, Rusia, Egipto y Australia con una actuación colectiva que dio que hablar y performances individuales destacadas para coronar una temporada de alto vuelo.

Seis meses de competencia, seis torneos en el calendario, 45 partidos oficiales con un total de 29 triunfos, cuatro series amistosas (ante Chile, Portugal y Brasil), 9 países visitados -con doble paso por Japón y Chile- y un saldo deportivo más que positivo: clasificación olímpica, medalla de oro en los Juegos Panamericanos y medallas de plata en el Campeonato Sudamericano y la Copa Panamericana de la mano de un equipo que fue competitivo en cada torneo que disputó y que ahora comienza a hacer realidad su sueño de Tokio 2020.

PARTIDOS OFICIALES (45)

VNL | De mayo a junio |

VNL en Mendoza vs Portugal, Bulgaria, Canadá

VNL en Japón vs Irán, Brasil, Japón

VNL en Francia Estados Unidos, Francia, Alemania

VNL en Italia vs Polonia, Italia y Serbia

VNL en Australia vs China, Rusia y Australia

Junio | Copa Panamericana en Tolima vs Cuba, Surinam, Canadá, EEUU, México y Cuba.

Julio/Agosto | Juegos Panamericanos en Lima vs Cuba, Perú, Puerto Rico, Chile y Cuba.

Agosto | Preolímpico en China vs Canadá, Finlandia y China.

Septiembre | Sudamericano en Chile vs Colombia, Ecuador, Brasil, Venezuela y Brasil.

Octubre | Copa del Mundo en Fukuoka e Hiroshima vs EEUU, Túnez, Italia, Polonia, Japón, Brasil, Canadá, Irán, Rusia, Egipto y Australia.

AMISTOSOS

Mayo | San Juan | vs Chile y Portugal.

Julio | Chile | 2 vs Chile.

Agosto | El Calafate | 2 vs Brasil.

Agosto/Septiembre | Campinas y San Pablo | vs Brasil.

PAÍSES VISITADOS: Japón (2 veces), Francia, Italia, Australia, Perú, Chile (2 veces), Brasil, Colombia y China.

Categorías: EXPORTACIÓN y VOLEY.