LVA: EL PLANTEL DE ATENEO DE CATAMARCA REALIZA UN RECLAMO POR ATRASO DE PAGO

En medio de una crisis mundial que paralizó la actividad en todo sentido, quedan historias de todo tipo. Trabajadores, trabajadoras, empresarios, grandes y chicos, estructuras, sistemas, organizaciones. En el vóley, enmarcado en una coyuntura de crisis general, algunas de esas historias siguen latentes. El platel y cuerpo técnico de Ateneo Catamarca, proyecto de la Liga de Voleibol Argentino en su primera temporada post ascenso, mantiene un reclamo salarial desde el receso de la temporada que incluye sueldos de enero y febrero, y por supuesto próximamente marzo.

Cierto que el contexto no ayuda. La Pandemia mundial COVID-19 paralizó y reasignó presupuestos, modificó prioridades, pero también lo es que la deuda es previa a esta crisis, confirmada por los propios protagonistas y que el compromiso estaba asumido desde 2019. El combo estructura del estado, presupuesto oficial, cambio de gobierno, crisis económica, y excusas resultó explosivo.

“Lo que está sucediendo es que la situación es de hartazgo. Nosotros entendemos el momento actual, incluso muchos dicen que no es el momento para reclamar. Pero entendemos que es el momento porque muchos necesitan el dinero en esta crisis. No es la situación para todos igual, pero el derecho es el mismo para todos. El retraso salarial fue permanente para nosotros, y la falta de respuesta es quizás el detonante”, aseguró Marcelo Silva, el entrenador del equipo.

“Nos prometieron mayor agilidad presupuestaria, cambio de administración, pero nunca se pudo solucionar. Somos personas razonables y entendemos la situación actual, pero al momento también puede ser un motivo más para diferir un compromiso asumido”, cuenta el DT.

Juan Riganti, armador del equipo, entiende que “al plantel lo están dejando de lado en un momento muy sensible”. Y detalla una situación personal: “Voy a ser papá y no tengo los medios suficientes para afrontar como se debe la situación. En algunos casos nos bloquearon de redes sociales en este momento en el que todos debemos esforzarnos más. Sabemos que no es una prioridad, pero este tema viene de antes y no se puede invisibilizar”.

LA VOZ DE ATENEO

Por parte de la estructura de Ateneo Catamarca tomó la voz Diego Castro, hombre del vóley local y tesorero del club: “Mi idea no es confrontar. Hicimos mucha gestión para la solución, tuve que dejar cosas personales para dedicarme a este proyecto. Sufrimos el cambio de gestión, el cambio en la situación administrativo/financiera de la Secretaría de Deportes que quedó bajo el ala del Ministerio de Desarrollo Social. Veníamos con deuda antes y seguimos con deuda ahora. Están pagas sólo 4 de las 8 cuotas del presupuesto que armó el club. Entiendo la desesperación de los jugadores, pero estamos haciendo todas las gestiones que se pueden hacer. Por supuesto que la pandemia actual complicó más las cosas, pero el expediente está y avanza, aunque muy lento. Es nuestra 7° liga consecutiva, no somos improvisados. Haber quedado afuera en cuartos no tiene relevancia en el intento de solución. Ojalá podamos destrabarlo”.

La situación es crítica, en términos generales. Las historias se multiplican, las necesidades aumentan, las complicaciones brotan. En tiempos de crisis, llegar a acuerdos mínimos resulta prioritario.

Categorías: ACLAV y VOLEY.