LA LIGA Y EL COVID-19: ¿CUÁL ES LA SITUACIÓN DE LOS EQUIPOS?

Quimsa de Santiago del Estero comunicó hoy que un integrante de su equipo había dado positivo de Covid-19 y eso generó todo un conflicto por la situación particular de los santiagueños, que el domingo tienen que enfrentarse a San Lorenzo por la reprogramada tercera semifinal de la BCLA 2019/20. Igualmente, los planes no cambiaron demasiado y el equipo partirá mañana hacia Buenos Aires para intentar en la capital reunirse con algunos extranjeros fichados y poder entrenar con el grupo completo.

Lo de Quimsa, más lo de Platense (6 casos anunciados el fin de semana), generó quizá más ruido que otra cosa, porque la situación general, sin ser exacta o precisa a partir de cómo se está manejando cada club, es distinta, aunque bastante tranquila. Veamos.

De los 20 equipos de la Liga, hay 7 que han tenido casos positivos. Solo nombraremos a los que lo hicieron público, respetando la privacidad que cada uno quiso darle a su situación. Los que lo comunicaron fueron Argentino (Valentín Burgos, antes del inicio de los entrenamientos), Atenas (Arduh y Machuca), Platense (6 casos, sin decir los nombres), Quimsa (hoy) y Gimnasia de Comodoro (Fernández Chávez, hoy).

Hubo otros dos clubes con casos positivos, y uno que probablemente mañana anuncie que es el octavo, ya que tenían un jugador con síntomas y le iban a hacer el hisopado hoy mismo. Entre los dos clubes que no lo hicieron público, son otros 7 casos, 5 jugadores y 2 miembros de cuerpos técnicos.

Si sumamos todo, la cifra no es alta: 18. Si hacemos una cuenta muy simple, resulta totalmente logica. Si tomamos 25 personas por club entre jugadores, dirigentes y cuerpos médicos, estamos en 500 involucrados. Si, como se estima, el porcentaje de infectados en el país está en el 3% (sobre los testeados), hablamos de 15 personas. Y en la Liga se testearon la gran mayoría. En el país, muchísimos menos en porcentaje. Apenas algo más del 5% de la población.

¿Es esto grave? Bueno, no en principio. De los 17 contagiados, apenas algunos sueltos tuvieron síntomas, y ninguno demasiado importante. Es más, ha habido también algún caso, no comunicado tampoco, en el que el testeo dio que el jugador tiene los anticuerpos, y nunca tuvo ni síntomas ni personas de su entorno estrecho han terminado infectadas. Todo muy de esta pandemia, que confunde mucho más de lo que aclara.

¿Entonces qué? Bueno, nadie ha entrado en desesperación. El problema principal, hoy, es la casi nula llegada de los jugadores extranjeros previstos para actuar en las burbujas. Ellos tendrán seguramente que presentar el PCR negativo para entrar al país y otro que será el obligatorio para la burbuja. La mayoría hizo PCR a los que entraban desde otras ciudades, otros le hicieron a todos, otros se metieron en burbujas, otros en semiburbujas, otros no hisoparon a nadie y lo harán solamente cuando alguien de positivo o cuando ya sea obligatorio para la burbuja, y van tirando con lo que surge, como el mundo entero.

¿Es para dramatizar la situación? Bueno, no parece. Pero tampoco es para descuidarse, porque desde la AdC esperan que esta semana el gobierno apruebe las burbujas y, si es así, quizá demore un poco su inicio, pero no mucho. Y estamos a menos de dos semanas del pretendido 1 de noviembre. De cualquier modo, si los protocolos previos de ingreso no fallan, no debería haber grandes riesgos a correr. Es más un problema de cómo llegar a ese inicio de torneo, con la mayor cantidad de entrenamientos, y los casos positivos atentan sobre todo contra eso.

Categorías: BASQUET y LNB.