ARGENTINA Y SU PROYECTO PARA EL CRECIMIENTO DEL BÁSQUETBOL 3X3

Bajo la dirección de Carlos Spellanzón, la Confederación Argentina de Básquetbol busca potenciar esta modalidad que crece a nivel mundial.

El básquetbol 3×3 es una de las nuevas disciplinas olímpicas para Tokio 2020 que crece a pasos agigantados en todo el mundo. “Nuestro proyecto consiste en tratar de encontrar más jugadores, entrenadores y árbitros especialistas”, dice Carlos Spellanzón, Director Nacional de esta modalidad en la CABB.

La disciplina, que tuvo un gran impacto en la Argentina con la medalla dorada conseguida por el equipo masculino en los Juegos Olímpicos de la Juventud de Buenos Aires 2018, tiene un sistema de clasificación a los torneos internacionales que difiere con los de la mayoría de los deportes de equipo. “El 3×3 se maneja por ranking, cuantos más eventos haces y más jugadores tenés compitiendo en la modalidad, mayor va a ser la cantidad de puntos y mejor tu posición en el ranking”, detalla el flamante Director Nacional de 3×3.

Dentro de este panorama, el proyecto recibió la aprobación por parte del ENARD para avanzar en la posibilidad de tener equipos en los distintos torneos del circuito mundial. “En América no hay mucha cantidad de torneos, lo que nos dificulta generar un buen ranking. Por eso es muy importante tener la posibilidad de contar con equipos compitiendo en esos torneos para crecer en el ranking FIBA”, afirma Spellanzón.

El plan global tiene como objetivos fundamentales potenciar el nivel de los principales jugadores, generar mayor cantidad de especialistas en la disciplina y lograr mejorar el ranking del país. “Nuestro proyecto consiste en tratar de encontrar más jugadores, entrenadores y árbitros especialistas”, asegura quien fuera entrenador del seleccionado femenino 3×3 en el primer Mundial de mayores en Grecia 2012.

El proyecto tendrá en el programa de Escuelas Deportivas Argentinas (EDA) de la Secretaria de Deportes un gran aporte para el desarrollo de las bases, con 46 escuelas en todo el país. “Las escuelas EDA van a ser un apoyo muy importante para la rama femenina, esas niñas van a empezar a trabajar en esta disciplina y se van a especializar en el básquet 3x3”, declara Spellanzón.

Para potenciar este trabajo la idea es generar un circuito interno para la disciplina, desde el que se pueda nutrir a los equipos de representación nacional con jugadores que hayan hecho un recorrido que incluya torneos locales, federativos y regionales, que deriven en una gran final argentina. “Todo esto comienza con la detección de talentos a través de una red de competencias internas, el trabajo conjunto entre asociaciones, federaciones y promotores independientes que quieran participar para generar torneos”, cierra Spellanzón

Categorías: BASQUET.