LA TIGRESA ACUÑA ORGANIZÓ UNA CLÍNICA GRATUITA EN EL GIMNASIO ORIANI DE LA FAB

 

Con motivo de cumplirse 23 años de la primera pelea de boxeo femenino de una argentina en la historia, cuando Marcela “La Tigresa” Acuña enfrentó a la estadounidense Christy Martin en Pompano Beach, Florida, la deportista nacional organizó en el gimnasio Oriani de la FAB una Clínica de Boxeo, gratuita e inclusiva, con gente de todas las edades y sexo, a la que acudieron más de 25 personas.

Fue la primera de una serie de clínicas a su cargo que se llevarán a cabo el próximo año –también en la FAB- con el fin de acercar a la familia al mundo del boxeo, tanto a su práctica como a sus valores deportivos y extradeportivos, lo cual se da la mano con el proyecto Boxeo Infantil Sin Contacto que está creando la FAB y estará reglamentando en breve.

Para ello se siguió con las medidas de protocolo y distanciamiento social e higiene requeridas para gimnasios cerrados, con participantes previamente anotados que quisieron intervenir en la experiencia, donde se destacó la amplia variedad generacional entre niños, adolescentes, jóvenes y adultos, de ambos sexos.

La clínica contó primero con una charla motivacional a cargo de Marcela Acuña, luego con una parte física, y después con un manopleo en el ring, tanto con la propia Tigresa, como con su hijo Josué (manoplero personal de su madre) y Ramón Chaparro, esposo y DT de la campeona mundial formoseña, fundadora de una actividad como el boxeo femenino, que antes de su advenimiento no estaba reglamentado en el país, y costó hacerlo. (NdeR: demandó 4 años)

El final de la clínica incluyó guanteos de varios participantes que se sacaron las ganas de hacer un round de 3 minutos con la campeona o con su hijo, a contacto suave y distendido.

Categorías: BOXEO.